Proyecto Foto Respeto: Cómo velar por el derecho a la privacidad de niños, niñas y jóvenes expuestos en internet

Fomentar el autocuidado ante los riesgos que supone la exposición de la infancia y la adolescencia en internet, junto con promover prácticas profesionales y parentales de resguardo a sus identidades e intimidad, son algunos de los objetivos del proyecto Foto Respeto.

Tomás ni siquiera ha nacido, pero sus padres orgullosos publican en su red social favorita la imagen de su apacible rostro al interior del vientre de su madre. Gabriela, cumplió 6 años y el divertido video de su cumpleaños, en que esconde de sus invitados la piñata con los dulces, ya tiene más de mil reproducciones, a sólo unas horas de haber sido publicado. Estos casos ficticios se basan en la vida real. No se trata de satanizar el uso del internet o de las redes sociales, pero ¿cuántos de nosotros y nosotras hemos difundido imágenes de nuestros hijos e hijas sin sopesar que pueden llegar a ser vistos por miles de personas que no conocemos, o peor aún , que estamos transgrediendo sus derechos?

El impacto del internet y las redes sociales en la comunicación humana es un fenómeno, cuyos alcances seguramente seguirán siendo estudiados por mucho tiempo más. La irrupción de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) en nuestras vidas, vino a cambiar, sin retorno, la forma en que nos relacionamos con nuestro entorno, con nuestros pares e incluso a nosotros mismos.

Pensando desde una perspectiva de infancia y de derechos, ¿cuál vulnerables quedan niños, niñas y adolescentes en la era digital? y ¿cómo podemos promover una participación plena de los beneficios de internet para la infancia y la adolescencia, en un ambiente digital seguro?

En torno a estos desafíos es que la publicación de la Cepal: “Infancia y adolescencia en la era digital: Un informe comparativo de los estudios de Kids Online de Brasil, Chile, Costa Rica y Uruguay” de 2020, releva la importancia que adquiere, especialmente en la adolescencia, el uso de las redes sociales.

Según el informe, “ello refleja el lugar que ha ocupado el ámbito virtual en los procesos de construcción de identidad tan relevantes para esta etapa de la vida, así como en las interacciones y relaciones con otros, los que se refuerzan a través de otros tipos de comunicación que van más allá del ámbito presencial. El ámbito virtual y las redes transforman las relaciones sociales y permiten, por ejemplo, relacionarse con otros bajo el anonimato, interactuar con un gran número de personas (conocidas y desconocidas) y generar comunidades virtuales, entre otras características novedosas. Todo ello implica enormes oportunidades, pero también altos riesgos para las vivencias de la infancia y la adolescencia más expuesta a estos medios”.

Ante este escenario es que, Niñez y Sociedad de Consumo, conversó con César Pincheira, fotoperiodista, académico y editor de Foto Respeto, iniciativa que, luego de que un equipo de profesionales se interesara en la poco abordada discusión sobre los niños, niñas y adolescentes como sujetos de derechos en el mundo digital y de dos años de intenso trabajo, vio la luz pública a fines de 2021. Ello con el norte de elaborar una guía para establecer ciertas prácticas sobre el uso de la imagen de la infancia y la juventud, con base en acciones cotidianas que promuevan su autocuidado y el respeto a sus derechos fundamentales.

Esta guía de buenas prácticas de Foto Respeto, resultado de la alianza entre la agencia periodística huelladigital.cl y ONG Paicabi, con el apoyo del Fondo de Concursos Participativos Territoriales 2020 del Instituto Profesional Arcos; está dirigida a tres públicos diferentes. Por un lado, se enfoca en otorgar una nueva mirada a los profesionales de la comunicación, respecto al uso de imágenes de infancia y adolescencia, por otra parte, se dirige directamente a padres, madres y cuidadores, para, además; entregar medidas de autocuidado directamente a niñas, niños y adolescentes, sobre el uso de sus propias imágenes.

Según César Pincheira, quien también es académico de diversas casas de estudio, la idea de la guía surge desde su propio quehacer docente y profesional, “en el Instituto Arcos, me ha tocado dictar los últimos diez años un par de ramos, cuyos ejes se relacionan con los derechos de la imagen y de la propiedad intelectual, donde surge un punto, en particular, que tiene que ver con los derechos de la infancia vinculado con la fotografía. Siempre me pareció que era un tema poco abordado y ahora con la irrupción de las redes sociales, aparecieron prácticas distintas, que no estaban antes vinculadas con el tema fotográfico y en medio de esa inquietud, y de una especie de vacío en el ejercicio profesional de la fotografía, que no se hace cargo de la reflexión de esta dimensión, apareció la oportunidad de tener un pequeño financiamiento”, relata Pincheira.

Justamente, a partir del tratamiento informativo que realizan los medios de comunicación sobre la infancia y adolescencia, se generan ciertas construcciones simbólicas y estereotipos que entregan modos de significar la niñez y adolescencia en la sociedad. Este fenómeno, que va acompañado de una invisibilización de este segmento de la población, fue analizado por el estudio de 2017 “Cobertura y tratamiento en prensa y televisión sobre infancia y adolescencia en Chile”, realizado para Unicef Chile por el Laboratorio Cultura Mediática del Departamento de Sociología de la Universidad de Chile.

Los resultados son decidores, el 95% de los contenidos de los medios de comunicación son sobre adultos. De las 6.249 noticias que fueron revisadas en este estudio, sólo 314 se refieren a niñas, niños y adolescentes (NNA), es decir, un 5% del total de las informaciones. Mientras que si enfocamos nuestra visión en la distribución de las noticias por tipo de medio de comunicación, tenemos que del total de noticias sobre NNA, el 59% es emitida en noticieros centrales y un 41% en la prensa escrita.

Extraído de los resultados generales del estudio: “Cobertura y tratamiento en prensa y televisión sobre infancia y adolescencia en Chile”, 2017.

Extraído de los resultados generales del estudio: “Cobertura y tratamiento en prensa y televisión sobre infancia y adolescencia en Chile”, 2017.

 

Respecto de la utilización simbólica de niñas, niños y adolescentes en el tratamiento informativo que realizan los medios de comunicación, el estudio evidencia que un 46,8% busca reprobar un hecho noticioso, mientras que sólo el 4,8% persigue una reflexión sobre los mismos.

Extraído de los resultados generales del estudio: “Cobertura y tratamiento en prensa y televisión sobre infancia y adolescencia en Chile”, 2017.

¿Cómo podemos, no sólo, avanzar en la visibilización de la niñez y la adolescencia en los medios de comunicación, en términos que ese 5% de aparición en textos noticiosos aumente, sino que se desarrolle con base en un tratamiento informativo de calidad, con una perspectiva de derechos?

En este camino, una de las opciones es trabajar en las prácticas en las que incurren los medios de comunicación respecto de la infancia y adolescencia. Un desafío que el proyecto Foto Respeto también incorporó a su trabajo.

Una guía para profesionales de la comunicación

Según César Pincheira, si bien la oferta de los medios de comunicación sigue siendo pobre en materia de infancia y adolescencia, prefiere ser optimista, “tiendo a pensar que, al menos, existe mayor reflexión. Me consta a partir de conversaciones con colegas”.

En particular, sobre el uso de imágenes de NNA en los medios de comunicación Pincheira advierte, “Tampoco la idea es que desaparezcan las imágenes de niñas y niños de los medios, porque son parte de nuestro entorno, de nuestra realidad social. No creo que la solución sea decir, que no haya imágenes de niños circulando en los medios de comunicación. Yo creo que eso sería no cumplir con uno de los desafíos de comunicación social, que es reflejar la diversidad de voces y de perspectivas, sino adoptar mejores formas para incluirles”.

Nuevas prácticas que con esta Guía de Foto Respeto dirigida a los profesionales de la imagen, según Pincheira, pretenden entregar, “en esa lógica, ser un aporte a los profesionales de la imagen que, junto con la reflexión ética acerca de la vulneración de derechos, exista un desafío profesional de construir imágenes que puedan evocar la infancia o mostrar a protagonistas infantiles de historias, sin necesidad de vulnerar sus derechos. Para ese público, lo que hacemos es tratar de exigirnos más como profesionales. No decir: -yo no fotografío niños, para no meterme en problemas- sino que hacerlo pero siguiendo estándares apropiados, salvaguardando sus derechos”.

Una de las recomendaciones de la Guía de Foto respeto para profesionales de la imagen.

 

Una guía para padres, madres y cuidadores

Esta versión de la Guía de Foto Respeto, busca por un lado, concientizar a los padres, madres y cuidadore@s acerca de los riesgos de exhibir imágenes de la niñez y la adolescencia en internet, así como también, entregar recomendaciones para abordar este tema con la crianza.

En medio de la investigación para elaborar la guía hacia este fundamental público, Pincheria cuenta que detectaron que no existe una gran inquietud hacia la presencia de las fotos de niños, niñas y adolescentes en internet: “Detectamos que en la práctica cotidiana de la dinámica familiar, muchas veces los adultos son los que, de nuevo sin tener una reflexión o también derivadas por sus propias instancias, hay que entender que hay muchos papás muy jóvenes y que prácticamente han sido criados por facebook, no ven el riesgo de vulneración de derechos de este espacio, que esas fotos sean reutilizadas y terminen formando parte de intereses que no tienen nada que ver con lo que originó la imagen”.

Una de las recomendaciones de la Guía de Foto respeto para padres, madres y cuidadores.

 

Ante esta práctica recurrente, es que desde Foto Respeto recomiendan, al menos, adquirir ciertos resguardos de privacidad en las cuentas de redes sociales, que a la vez permitan reducir el radio de alcance de las imágenes de sus hijos e hijas y así evitar que esos contenidos lleguen a ser digitalmente virales.

Una de las recomendaciones de la Guía de Foto respeto para padres, madres y cuidadores.

 

Por otra parte y enfocados en este mismo segmento, la Guía busca entregar herramientas para que padres, madres y cuidador@s vayan fomentando la autonomía y el autocuidado de las niñas, niños y adolescentes.

Según, César Pincheira, en este ámbito fue fundamental el aporte de Cristóbal Guerra, de ONG Paicabi, ya que el profesional “trabaja en la temática de vulneración de derechos en espacios digitales y habla del concepto de autonomía progresiva, o sea que los papás tenemos que ir soltando la mano, en la medida que los chiquillos van creciendo. No es lo mismo pasarle el celular un niño de tres años que el uso que le da un niño de 12, 13, y bueno, primero que nada, los papás no deberían pasarle el teléfono a un niño de 3 años, según a lo que el estándar apunta y en ese cuestionamiento: los niños no son quienes se compran los celulares, sino que se lo piden al viejo pascuero, y luego desde el mundo adulto, es como un chupete digital. El papá está teletrabajando y entonces el niño al alado y con el celu queda como en un trance… entonces pásenle el celu”.

En ese sentido, el editor de Foto Respeto, enfatiza en que el aspecto más central de la Guía dirigida a padres, madres y cuidador@s es el ejemplo que éstos entregan a las niñas, niños y adolescentes: “Primero hay que predicar con el ejemplo. Si tu estas todo día en el celular, olvídate de que vas a poder decirle a tu hijo que lo suelte, no, no hay una coherencia en esas prácticas”.

A lo que Pincheira agrega, “Si tú estas todo el día fotografiando a tu hija o hijo, poniendo fotos de vacaciones, cumpleaños, probablemente, no podrías esperar que las prácticas de ellas y ellos sean muy distintas y, asociado a eso, los riesgos que se generan sobre la vulneración a una pila derechos, desde lo más básico: cómo se administra tu propia imagen, hasta cosas muy oscuras como un secuestro. Quizá para nosotros, los chilenos es un poco ajeno a la realidad cotidiana, pero, revisando también el material de otros países, como México o, en general, Centroamérica, también aparece ese tema de cuánta información entregas de tus prácticas cotidianas y de tus hábitos que pueden ser utilizadas en materia delictiva”, ejemplifica Pincheira.

Guía para niñas, niños y adolescentes

Ante los espacios de potencial riesgo digital, según el editor de Foto Respeto, “el primer guardián deberías ser tú como niño, niña o adolescente, es decir, que si algo de lo que está ocurriendo, de las propuestas que recibes o el cómo se está interactuando, te suena a que no debería darse de esa forma o te incomoda; esa debería ser la primera alerta”, afirma.

En esa dirección, entre otras recomendaciones, la guía para niñas, niños y adolescentes entrega 4 láminas denominadas: “Ojo con…”, que buscan alertar a esta audiencia sobre aquellos espacios o prácticas digitales que pueden generar riesgos a su integridad y vulnerar sus derechos.

Una de las recomendaciones de la Guía de Foto respeto para niñas, niños y adolescentes.

 

Además, la Guía le entrega 5 buenas ideas a niñas, niños y adolescentes a la hora de decidir utilizar sus imágenes en internet, una de ellas hace alusión a reemplazar fotografías propias por otro tipo de elementos visuales.

 

Una de las recomendaciones de la Guía de Foto respeto para niñas, niños y adolescentes.

 

Esta completa Guía de buenas prácticas para el uso de imágenes de niñas, niños y adolescentes, que a futuro proyecta su traducción al inglés y que en una segunda etapa espera trabajar de forma participativa con la infancia y adolescencia, escuchando sus propias voces, puedes verla y descargarla en www.fotorespeto.cl

Un trabajo que nos orienta a reflexionar sobre el uso de las imágenes de infancia y juventud en esta era digital imparable, y que, sin dudas, significa un gran aporte para fomentar nuestra responsabilidad ante el resguardo de los derechos fundamentales de las niñas, niños y adolescentes, y también sobre la necesidad de que aprendan herramientas para su autocuidado.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.